El mejor daiquirí lo inventó Ernest Hemingway y tenemos la receta para ti

No saques la licuadora. Para un Daiquirí, no la necesitarás. Conoce la receta que modificó el ícono literario Ernest Hemingway, y que es superior a la que siempre has conocido.  

Aunque el Daiquirí se ve con mayor frecuencia como un raspado, a menudo inyectado con sabor a fresa, en realidad es un cóctel simple. Hay tres ingredientes básicos: ron blanco (aunque algunos lo prefieren con oscuro), azúcar y lima, batidos con hielo y luego colados sobre una copa de cóctel fría. Todos los ingredientes son de origen tropical, por lo que es justo clasificar al Daiquirí como una bebida que se sirve mejor debajo de las hojas de palma. Pero con azúcar, ron para un dulzor terroso y jugo de lima fresco para contrapeso agrio, siempre es bueno y en cualquier lugar.

Todo lo que realmente necesitas, además de lo que tienes en la cocina, es una botella de ron realmente bueno. Aquí te enseñaremos a preparar una versión aún mejor que tu clásico Daiquirí: la versión que inventó el autor Ernest Hemingway.

La receta del éxito para el mejor Daiquirí

receta de daiquirí
Foto: Pexels.

Lo que necesitarás para lograr este coctel tropical, favorito del autor, son 5 minutos y estos ingredientes:

  • 60 ml de ron blanco
  • ½ cucharadita de azúcar superfina
  • 15 ml de jugo de limón

Exprime el limón dentro de la coctelera, y revuélvelo con el azúcar. Agrega el ron. Agítalo junto con hielo roto, y luego cuélalo en un vaso de coctel estilo coupe frío. Para tomarlo al estilo Hemingway, elimina el azúcar y dobletea la porción de ron.

Hemingway, apasionado del Daiquirí

Ernest Hemingway solía pasar el rato en el bar El Floridita en La Habana, y bebía Daiquiris (entre otras bebidas fuertemente alcohólicas; era un experto). Una tarde, se dijo que había roto el récord de El Floridita al beber 17 de este coctel. Otra historia afirma que no bebía el suyo con azúcar, solo una doble porción de ron, y así fue como se inventó el Papa Doble, o Hemingway Daiquiri. Era un tanque. Y, por supuesto, un erudito de la literatura. En Islands of the Stream, escribió: «Este Daiquirí helado, tan bien batido como está, parece el mar donde la ola cae desde la proa de un barco cuando navega a treinta nudos». Quizás a él también le encantó en forma de raspado.

Hemingway se fue, pero en El Floridita aún vive a su imagen, literalmente; el bar está adornado con imágenes y estatuas del autor. También hay un cartel que dice «La Cuna del Daiquirí».

Pero no es el lugar de nacimiento de este coctel. Para encontrar su origen, debes remontarte a principios del siglo XX, cuando surgieron múltiples historias en el Caribe. Podría haber sido un ingeniero de minas estadounidense en Cuba durante la Guerra Hispano-Estadounidense, podría haber sido un camarero, e incluso podría haber sido un marinero de la Armada Británica que pensó en mezclar su ración de jugo de limón (con el propósito de derrotar la enfermedad del escorbuto) y su ración de ron.

Como dijo el historiador de bebidas David Wondrich, «El Daiquirí representa un matrimonio tan obvio entre los ingredientes locales (ron, azúcar, limas) y la tecnología estadounidense (coctelera, hielo) que haría falta un idiota para no inventarlo». Pero se hizo popular en todo el Caribe durante la Prohibición, y luego en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el ron era fácil de encontrar pero el whisky no. John F. Kennedy supuestamente bebió un Daiquirí la noche en que fue elegido presidente.

Y para otro cóctel atribuido a Hemingway que es totalmente diferente del Daiquiri, busca el Death in the Afternoon de Hemingway.

Traducción de How to Make a Daiquiri por Sarah Rense.

La entrada El mejor daiquirí lo inventó Ernest Hemingway y tenemos la receta para ti se publicó primero en Esquire.